San Lorenzo recibió una intimación por parte del TAS desde Tijuana porque se adeuda parte del pase por el Torito Rodríguez. Además, habrá que solucionar lo de Gordillo que inició gestiones en Agremiados reclamando el cobro de su salario.

En el mundo azulgrana no hay ningún día de paz. Tras la llegada del Gallego Insúa y después de confirmar al DT, se conoció que llegó al club una intimación por parte de Xolos de Tijuana por 500 mil dólares correspondientes a Diego Rodríguez.

El uruguayo llegó al club a principios de 2020 cuando el Ciclón se había inclinado por Jorge Almirón para intentar revertir algunas malas campañas que llevaban hasta ese momento. El volante no rindió y de hecho generó bastantes críticas en el hincha.

A mediados de 2021 y después de efectivizar la compra del porcentaje del pase que tenían los mexicanos; se determinó que no seguiría en Boedo y le pusieron cartelito de venta. Sin poder encontrarle lugar, siguió integrando el plantel hasta que llegó una oferta de Nacional de Uruguay.

La oportunidad de volver a su tierra natal convenció al Torito que armó sus valijas y dejó el país. Hoy en día, tiene contrato vigente en Nacional y vencerá recién en junio del año que viene.

Ahora bien, Xolos inició un reclamo ante el TAS porque dice nunca haber recibido medio millón de dólares que San Lorenzo debió haber girado en su momento para efectivizar la compra de Rodríguez. Y por lo que llegó al club, si esta deuda no la regulariza en un plazo de 45 días, el Ciclón quedará inhibido y no podrá incorporar jugadores en el próximo mercado de pases.

Una situación similar a la que vivió hace no mucho tiempo con la deuda por Paulo Díaz y Palestino de Chile.

En tanto, Matías Caruzzo y Rubén Insúa no estaban al tanto de esto y se terminaron desayunando con la noticia. Habrá que ver si aparece el dinero, porque si no San Lorenzo no podrá reforzarse y eso no es para nada alentador teniendo en cuenta la pobre campaña realizada.

El caso de Gordillo es similar al de Di Santo y compañía. El colombiano acudió a Agremiados reclamando su salario y si San Lorenzo no paga quedará en libertad de acción. Por el momento no han regularizado nada y proyectan plantear un plan de pagos para cubrir lo que reclama Gordillo.

Redacción: Aníbal Marcos Serial | Pasión por el Ciclón.

Artículo anterior‘Es hora de volver a casa’
Artículo siguienteQue sea con suerte, Gallego. Una semblanza de Rubén Darío Insúa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí