Augusto Batalla está a préstamo y su contrato en Boedo finaliza en diciembre de este año, los dirigentes quieren que siga.

La dirigencia azulgrana ya trabaja en el armado del plantel para la temporada que viene y una de las prioridades es definir el arquero. La idea es que continúe Batalla, que dejó muy conforme a Insua cada vez que le tocó atajar y también dejó una buena impresión a la comisión directiva, que desea retener al ex River.

Recordemos que Batalla se ganó el puesto en el último torneo y relegó al banco de suplentes nada más y nada menos que al histórico Sebastián Torrico, que se retiró del fútbol ante Aldosivi en el nuevo gasómetro en la última fecha de la Liga Profesional. Durante el año, Augusto estuvo algunos partidos afuera pero termino siendo el arquero titular.

Matías Caruzzo se encargará de negociar con el representante del jugador su continuidad. Habrá que ver si se arregla extender el préstamo o si se compra una parte del pase. Lo que está muy claro es que San Lorenzo quiere contar con Batalla en 2023, un año con varios compromisos como el torneo local, la Copa Sudamericana y la Copa Argentina.

Matías Mieres – Pasión por el Ciclón

Artículo anteriorSan Lorenzo retornó a los entrenamientos
Artículo siguienteCuarta derrota al hilo para el básquet de San Lorenzo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí