San Lorenzo hizo un gran partido ante River y mantiene el récord en casa

San Lorenzo y River igualaron sin goles en el Nuevo Gasómetro en un gran partido en donde se planteó un cerrojo defensivo importante y bloqueo al equipo mas goleador del torneo.

San Lorenzo comenzó la noche con el pie izquierdo, a los 10 minutos cuando el equipo intentaba hacer pie en pleno dominio del Millonario, Carlos Sánchez por lesión debió abandonar el campo de juego para dejarle su lugar a Gastón Campi. San Lorenzo con alguna jugada aislada por la banda derecha del ataque buscó llevar riesgo al arco defendido por Franco Armani, pero con la falta del último toque para lograr abrir el marcador.

El equipo azulgrana cerró un aceptable primer tiempo en el cual cuido la pelota, hizo un buen partido defensivo y se atrevió con los pocos recursos de un equipo corto que presentó lo mejor que tiene para tener una decorosa actuación ante un River que manejó las acciones, en donde buscó con pelotas cruzadas complicar el fondo del equipo que estuvo firme y logró que el elenco de Martín Demichelis no lograra patear al arco en todo el primer tiempo.

Los Gauchos de Boedo salieron al complemento como si en el vestuario Insua les habló de los camboyanos para cambiarles la energía y en solo tres minutos tuvo la más clara en los pies de Nahuel Barrios, luego con un gran trabajo colectivo, el equipo mantuvo un orden táctico interesante par anular los medios de ataque que River mostró en la primera etapa. El Ciclón sufrió la expulsión de Nahuel Barrios antes de la media hora del complemento, pero el equipo no mermó la actitud de ir a buscar el resultado ante un rival que movió el banco para poner más gente en ataque.

La primera llegada de peligro para River en el partido fue a los 37 minutos, un tiro rasante desde afuera del área de Ignacio Fernández que salió cerca del palo izquierdo del arco defendido por Batalla. En la jugada siguiente, el centro de Pablo Solari y Agustín Palavecino tuvo una clara ocasión, pero el arquero azulgrana le cerró el arco definitivamente para no romper el récord de local.

Juan Pablo Acuña – Pasión por el Ciclón

Artículo anteriorLa reserva sufrió una dura goleada ante River
Artículo siguiente“Si queremos seguir peleando hay que hacer un esfuerzo más grande desde lo dirigencial”