El volante estaba a préstamo en Talleres y producto de la deuda que se mantenía con la T por Rafael Pérez, el juvenil no retornará a San Lorenzo. Se le compra la mitad de la ficha por medio millón de dólares.

La situación de Rafa Pérez sin dudas que generó dolores de cabeza por todos lados. La dirigencia anterior no solo que le adeudó el salario al colombiano; si no que tampoco le pagó a Talleres la ficha.

Cabe recordar que el central llegó a San Lorenzo a cambio de una suma de dinero la cual nunca se pagó. Pero como todo en el fútbol se termina pagando a la larga o a la corta, el zaguero firmó con el Ciclón por dos años.

Al margen del maltrato que sufrió Pérez, a nivel clubes San Lorenzo quedó en deuda con Talleres. Y teniendo en cuenta que Walter Ribonetto (actual DT de la T) pidió expresamente que Luis Sequeira continuara, la dirigencia cordobesa llamó a Buenos Aires para negociar.

El volante oriundo de Maquinista Savio es conocido del técnico por su pasado en las inferiores azulgranas. Allí se conocieron y Ribonetto sabe lo que puede darle. Y después de sumar minutos en la Primera de Talleres, el club adquirió el 50% de la ficha por medio millón de dólares.

Ahora bien, el préstamo que habían arreglado con San Lorenzo suponía una opción de un millón; pero debida a la bendita deuda que se arrastraba por Rafa Pérez, Talleres presionó para obtener algún beneficio.

Lo único positivo para el Ciclón es que Talleres es vidriera para el fútbol mexicano (un mercado que mueve mucho dinero) y ante una posible venta el día de mañana, se podrá negociar por el 50% que quedó en Boedo.

Redacción: Aníbal Marcos Serial | Pasión por el Ciclón.

Artículo anteriorSan Lorenzo interesado en un delantero de un club mendocino
Artículo siguienteVélez sigue de cerca a Facundo Altamirano