Eliminado en Brasil pero con la frente en alto

San Lorenzo cayó 2-0 en su visita a San Pablo y quedó eliminado de la Copa Sudamericana.

El partido en la calurosa noche paulista se dio como Insua imaginó en la previa. El local manejando las acciones y merodeando el área de Augusto Batalla y el Ciclón tirado a la espera de la contra. San Pablo se hizo dueño de las acciones, pero en el partido en Buenos Aires, no lastimó con profundidad y el conjunto azulgrana tuvo las dos acciones más claras del primer tiempo. Primero la tuvo Adam Bareiro tras una buena jugada colectiva en la cual Braida escaló por izquierda y el paraguayo probó, pero tras un rebote la pelota se fue al tiro de esquina.

El equipo entendió que la llave del partido estaba por ahí, un saque largo de Augusto Batalla y un fallo en el medio del equipo local que dejó la pelota en los pies de Barrios. El Perrito pisó el área, enganchó y reventó el travesaño del arco defendido por Rafael. San Pablo también tuvo su oportunidad luego de un error de Carlos Sánchez y el remate potente de Alisson que se colgaba en el ángulo del arco defendido por Batalla que llegó a manotearla. Sobre el final, a los 45 minutos, Jonathan Calleri de cabeza pinchó la pelota por encima de Batalla y puso el 1-0. Inmerecido para San Pablo.

El complemento con el resultado abajo para San Lorenzo iba a ser una pesadilla, Insua que no movió el banco desde el arranque y esperó hasta los primeros 15 minutos para sacar a Sánchez y poner a Gonzalo Maroni. El peor escenario se presentó a los 22 minutos cuando Luciano apareció en el segundo palo y con la habilitación de Maroni empujó la pelota al fondo de la red para el 2-0 y a intentar la heroica remontada.

Con un equipo limitado, Blandi y Luján fueron los otros dos cambios de Insua y un banco de suplentes repleto de juveniles con pocos minutos en primera fue el saldo de una eliminación anunciada ante un equipo muerto físicamente, que entró en el juego sucio de San Pablo que consumió los minutos y avanzó a los cuartos de final de Copa Sudamericana.

Juan Pablo Acuña – Pasión por el Ciclón

Artículo anteriorMatías Caruzzo: «Ya vinieron tres refuerzos y próximamente vamos por uno o dos más»
Artículo siguienteAdam Bareiro se lamentó por la eliminación, pero reconoció el trabajo del equipo en la copa